-->
   
  CLUB BATMAN SPAIN
  KUBERT NEWS
 




En esta sección os iremos informando de todas las noticias que nos lleguen de la Joe Kubert School of Cartoon and Graphic art. y  de la familia Kubert.


In this section we will inform you about all the news from Joe Kubert School of Cartoon and Graphic Art, and  from Kubert family.



CURSOS A DISTANCIA

Aquí tienes la oportunidad de comprar un regalo excepcional para tí o para ese alguien especial. Ahora, puedes comprar un curso por correspondencia a un precio increible.
Esta oferta sólo está disponible durante la temporada navideña en agradecimiento por la magnífica aceptación de nuestros cursos. No te lo pierdas.


Todos los kits incluyen:
* El Curso de Instrucción del Libro y del Video o DVD
* Arte Materiales
* Asignación de Salas
* Sobres (para el envío de tareas)
* Catálogo de la tienda de arte
* Críticas del cuadro para su Asignaciones
* Línea Azul, tres salas de arte
Puedes contactar con nosotros en el teléfono gratuito: 1-877-JK-WORLD (1-877-559-6753), fax: 1-973-537-7699. Para pedidos al extranjero llama al 1-973-537-7760.
 



 
BIOGRAFIA JOE KUBERT

Su andadura en el mundo del cómic comenzó a la temprana edad de once años como aprendiz para Harry “A” Chesler (una pequeña editora de cómics americana).
Desde entonces  no ha parado su ya extensa carrera, incluyendo la producción de historias para DC como Hawkman,  Tarzan, Batman,  Flash y
El Sargento Rock (que fue publicado durante 30 años hasta 1990). Y convirtiéndose en editor para DC Cómics durante 25 años.
Ha escrito e ilustrado cuatro novelas gráficas: “TOR”, “Abraham Stone” “Fax From Sarajevo”  e ilustrado la novela gráfica escrita por Brian Azzarello “Sgt. Rock, entre el infierno y algo peor”.
En 1976 fundó la primera y única escuela acreditada y dedicada exclusivamente a las artes gráficas, la
ya legendaria
The Joe Kubert School of Cartoon and Graphic Art.
En 1998 lanzó “El Mundo del dibujo de Joe” que produce una serie de cursos por correspondencia a nivel mundial.
En 1996 produjo la que fuera ganadora del premio a mejor novela gráfica “Fax From Sarajevo”, La historia real de Ervin Rustemagic (amigo de Joe y agente).
Ervin quedó atrapado con su familia en la zona de guerra de Bosnia entre el año 1992 y 1994 obligados a pasar esa temporada en una construcción en ruinas. La única comunicación que Ervin tuvo con el mundo exterior fue a través de
faxes. Basado en estos impresos creó este documental ilustrado.
En 1999 se publica el libro “Superhéroes: el
maravilloso mundo de los cómics de Joe Kubert”, un libro de instrucciones basado en el arte de crear personajes poderosos
de cómic.Ha recibido una gran variedad de premios, además de ser Vicepresidente de la National Cartoonist Society, también ha sido miembro del Consejo para el Museo Internacional del Arte del Cómic, miembro del Club de Prensa y de la Sociedad de Ilustradores
Ha permanecido muchos años como dibujante e ilustrador.
Joe Kubert también ha trabajado en áreas de animación de gráficos de historieta cinematográfica, y en gráficos por ordenador.El nuevo libro de Joe , “Yossel 19 de abril de 1943”, es una excepcional novela gráfica centrada en la historia de un joven dibujante viviendo con su familia e inmerso en la cruel realidad de los guetos de Varsovia durante el holocausto nazi en una situación “What If” a través de sus dibujos. Aunque se trata de una historia de ficción, está basada en testimonios reales de los supervivientes de Polonia durante y después de la guerra.







THE JOE KUBERT SCHOOL OF CARTOON AND GRAPHIC ART, INC.

En 1976, Joe y su mujer Muriel, fundaron lo que en un principio era una idea. Basada en toda una vida de experiencia en el mundo del dibujo y  en su calidad de trabajo en los distintos ámbitos del proceso creativo del cómic, se ha convertido en la más reconocida escuela de su campo en Estados Unidos.

Localizada en Dover, (New Yersey), comenzó con una primera selección de 22 estudiantes.  Su primer objetivo fue realizar el
curso en dos años, pero debido a la gran demanda de los estudiantes, se amplió la duración del curso a tres, y finalmente a cuatro años

Debido al éxito del proyecto crecieron también sus instalaciones. Se utilizó el edificio original como campus estudiantil, y en las nuevas instalaciones se incluyeron entre otras características gimnasio, auditorio y aula informática, ya que en 1980 se estableció un completo programa de animación cinematográfica.
Los profesores han sido y son seleccionados de entre las filas más altas de la profesión, los cuales ejercen en los cursos en los que estén implicados profesionalmente, dando lugar a un aprendizaje mutuo por las dos partes. Además, las clases no superan los 25 estudiantes. Cada curso abarca desde septiembre hasta mayo.
De esta prestigiosa escuela han surgido dibujantes de la talla de Sergio Cariello, Adam y Andy Kubert, Loston Wallace, Derrick Wyatt, Scott Mc Rae, Rian Miller y Andre Renaud, entre tantos otros
La academia ha recibido la aprobación del Departamento de educación del estado de New Jersey, acreditado por la Comisión acreditadora de estudios de carrera y colegios tecnológicos. Autorizado bajo la ley federal para matricular alumnado extranjero, miembro de la asociación de colegios de carrera
La escuela continúa evolucionando y adaptándose a las nuevas tendencias contemporáneas que requiere la profesion
Manteniendo contacto con artistas, agencias y prensa relacionada con el campo del dibujo y la ilustración.








JOE KUBERT:
MAESTRO DE MAESTROS

Cuando miramos atrás en la historia de los cómics, podemos diferenciar claramente entre los autores que nacieron para perdurar y los que simplemente hicieron un trabajo, sea este bueno o no. Joe Kubert es una de esas maravillosas excepciones que ha dado el medio, en el sentido de que la pasión, el sacrificio y la entrega que este excepcional artista ha aportado a las viñetas sólo pueden definirse como la obra de un verdadero enamorado de las mismas.

Podemos definirlo como alguien ligado a la industria desde su nacimiento, además de imprescindible para su evolución. El hecho de que Kubert haya pasado por todos los estados de la historia de los cómics: desde las tiras humorísticas hasta la novela gráfica adulta, pasando por los cómics de raiz pulp y, cómo no, los de superhéroes, nos dan una idea de cómo su propio desarrollo como artista es el mismo que los propios cómics han tenido. Demostrando que estamos ante un autor siempre a la última.



Receptivo a las nuevas vías expresivas de cada época y, ante todo, un importante revulsivo para hacer avanzar un estilo que en sus manos jamás ha resultado caduco. Lo suyo siempre ha sido innovar y cambiar de género, porque al fin y al cabo su maestría le daba alas para ofrecer impresionantes dibujos, ya fuera en el género de terror, suspense, westerns, etc… Mejorando y afinando su estilo con los años. Y si tenemos en cuenta que este icono de
los comics comenzó a dibujar desde su más tierna infancia (y que publicó su primera historia  a la tierna edad de 12 años), podemos hacernos una idea del desarrollo tan rico en posibilidades de su lápiz. Desde sus raíces como enamorado del estilo de Hal Foster, hasta su explosión como un artista único. Poseedor de un estilo inmediatamente reconocible que ha influenciado a varias generaciones y sin miedo a probar nuevas vías y posibilidades dentro del noveno arte, lo cual le acerca al maestro Will Eisner. Desde la ilustración pura y dura hasta la obra gráfica de autor, pasando incluso por los comics en “3D”, como su mítico “Tor”. La clave siempre ha sido para él incluir ese “algo” extra, que hace que de entre toda la marabunta de dibujantes que han embellecido la historia de los cómics, tengamos que destacar su aportación como la de un maestro.



Si hay algo que siempre he amado de su forma de enfocar la narrativa gráfica es como, a pesar de la época tan temprana en la que empezó a dar forma a los héroes de cómic, el tono nunca ha sido del todo luminoso o agradable. Su Hawkman, su Sargento Rock y su trabajo para portadas de todo tipo de colecciones siempre me ha sugerido una expresividad emocionante, oscura, casi siniestra en su innovador enfoque. Si comparamos su producción en los años 50 con la de sus ilustres compatriotas podremos ver que el señor Kubert parecía ir a lo suyo, jugando en una liga distinta. Y no nos cuesta ningún esfuerzo sentir escalofríos ante el perfecto movimiento físico de sus personajes y el impacto de sus portadas.
Si hay algo que nos sugiere su estilo gráfico es un dinamismo, con encuadres llenos de acción que casi parecen salirse de las viñetas o de la correspondiente “cover”, muchos años antes de que Neal Adams comenzara a revolucionar el medio. Es evidente el mérito del genial Adams, pero está claro que su camino le debe mucho a los primeros rupturistas del cómic de superhéroes, entre los cuales tenemos que situar a Joe Kubert en uno de los más altos lugares de honor. El “As Enemigo” de Kubert fue, obviamente, la principal inspiración de Adams en aquel mítico episodio de su etapa en Batman, “Ghost From The Killer Skyes”, donde vemos a un villano que tiene los rasgos ominosos –aunque nobles- que Kubert supo trasferir al clásico personaje de DC.
Volviendo a mi opinión sobre la “oscuridad” de su propuesta, no tengo más remedio que hacer mención de nuevo a su mítica versión del Sargento Rock (en la que se han tenido que mirar todas las posteriores). Si hay algo que transmite la mirada de este personaje en manos de Kubert es experiencia y desolación. La cara amarga de un veterano de guerra que ha combatido demasiado, pero que continúa en la brecha porque el deber le obliga a ello sin importar el dolor que pueda llegar a sentir en su interior. Quizás el haber servido en el ejército le sirvió al artista para plasmar una realidad bélica nada complaciente con el género. Lo quisiera él o no, el toque siniestro de estos cómics (y otros como “The Haunted Tank”) parecían emanar cierto toque anti-militarista a pesar de sus mensajes, en el sentido de mostrarnos una realidad –la del ejercito- que estaba quizás llena de valientes y hombres buenos, pero que carecía de glamour y compasión. En una época en la que muchos artistas repetían los mismos esquemas, esta modernidad impacta por su cruda desnudez. Y lo mismo podríamos decir de las escenas de acción que salieron de su pluma, vigorosas y con un movimiento casi cinematográfico. La majestuosidad del vuelo de Hawkman alcanzó nuevos niveles de excelencia en sus manos, llevando al lector en un viaje trepidante que pocos artistas pueden lograr transmitir con éxito. Y volviendo a nuestro admirado señor de la noche, no puedo dejar de mencionar su portada para “Detective Comics” # 350. En un año como 1966, con uno de los Batman más pop y amables de la historia, debió suponer un gran impacto ese señor de la noche estilizado y oscuro, de siniestros rasgos.



Con algunos elementos (largas orejas, capa llena de movimiento y sombras) que hasta la llegada de Neal Adams no volveríamos a disfrutar. Una muestra temprana del retorno a las sombras que el cruzado con capa estaba necesitando a gritos y que no se concretaría hasta algunos años después, ya con Adams a bordo. Nueva muestra de que el arte hosco de Kubert, lleno de alucinantes curvas y sombras que parecen moverse, fueron fundamentales en la educación de otros gigantes de la historieta posteriores como John Buscema, Berni Whrightson, Gil Kane, Ernie Chua y tantos otros.

 ¿Y qué decir de sus dos hijos? Adam y Andy han demostrado lo que significa ser un auténtico profesional de los cómics, alejado de la pose de estrellas de algunos de sus colegas. Cosa normal, teniendo en cuenta la benéfica influencia que han recibido de Kubert padre. Andy tuvo la difícil papeleta de sustituir a Jim Lee en los mutantes de Marvel y desde luego aprobó con nota. Nosotros, fans del murciélago, no podemos olvidar su excelente trabajo en la reciente etapa al frente de la colección titular junto a Grant Morrison.  En cuanto a Adam, inolvidable su Lobezno y su corta, pero intensa, etapa junto al excelente Peter David en “Hulk”. Los dos son excelentes dibujantes, eso está claro, pero algo para mí igual de importante es como son dos “profesionales” del género superheroico. En una época en la que un artista joven dibuja tres cómics, dos portafolios y poco más, consiguiendo una fama que le hace dormirse en los laureles, es realmente reconfortante que exista gente como ellos. Verdaderos artesanos llenos de amor por su trabajo, al estilo de clásicos como George Pérez. Y esa profesionalidad les viene, cómo no, de la raíz paterna. Ambos vástagos son parte de una estirpe que ha influenciado, como dijimos, a gran cantidad de dibujantes, no sólo a aquellos con los que Joe comparte glóbulos rojos. Desde los artistas clásicos que antes mencionado –de ahí la definición para Joe de “maestro de maestros”- hasta multitud de autores de todas las épocas y nacionalidades. Sin ir más lejos yo siempre he observado una fuerte influencia de este clásico en Jordi Bernet, uno de nuestros más famosos y laureados dibujantes. Desde luego podemos afirmar sin temor a equivocarnos, que Kubert es uno de los más grandes maestros espirituales de gran parte del cómic moderno.



Y digo espiritual porque ya sabemos que como maestro “literal” de las viñetas también ha destacado. La fundación de su escuela de cómic para los jóvenes que quieren aprender el medio, es una de las iniciativas más meritorias para la difusión y normalización de un arte que, por desgracia, sigue siendo considerado menor y al que se le resta la importancia que tiene. Pero como ya hemos comentado, Joe Kubert siempre se ha caracterizado por ir a contracorriente. En la actualidad alterna profundas novelas gráficas sobre la guerra (su tema más visitado) o sobre el crimen, como el reciente relato “Ganster judío”, con esporádicas incursiones en el mundo de los héroes de las viñetas. A tal efecto hay que mencionar de nuevo al hombre murciélago y el cómic “Just Imagine Stan Lee creating Batman”, en el que el gran Stan realiza junto a Kubert una historia alternativa del señor de la noche. Sólo por ver juntos a estos dos colosos (la simplicidad tan efectiva de Lee conjugada con el poder gráfico todoterreno de Kubert) ya vale la pena el tebeo.

En definitiva tenemos que sentirnos agradecidos por su larga trayectoria.  Por sacudirnos con sus ágiles trazos, por hacernos vibrar con sus escenas de acción, por emocionarnos. Y sobre todo, por entregarse a la pasión de su vida: regalarnos los mejores cómics posibles para que disfrutemos aquellos de nosotros que apreciamos la trayectoria vital y artística de uno de los más grandes autores de la historia. ¡Y por supuesto somos legión!


Miguel Ángel
 Rodríguez Gómez





Entrevista a Joe Kubert por Club Batman
("Bats" #4 abril 2008)

Entrevista

Joe Kubert


¿Cómo fueron tus comienzos en el mundo del cómic?

Comencé en el cómic hacia el año 1939/40. Era un negocio diferente, un mundo diferente.

¿Quiénes fueron tus referentes para tu evolución en el dibujo?

Fui enseñado y ayudado por muchos dibujantes maravillosos que estaban en el sector.

¿Con qué personaje te gusta trabajar?

Con los personajes propios.

¿Qué es Batman para ti?

Un interesante y estimulante personaje para dibujar.


¿Cuál es tu opinión acerca del trabajo de tus hijos?

¡Adam y Andy son los mejores!.

Hemos podido ver la gran evolución de Andy en su trabajo, consiguiendo una belleza y movimiento sólo comparados con tu trabajo, ¿cómo ves esta evolución?

Estoy totalmente de acuerdo contigo.

¿Qué debe hacer un dibujante que quiera ingresar en tu escuela de dibujo?

Dibuja tanto como puedas y tan a menudo como puedas…

Unas palabras para el club…

En Estados Unidos hay muchos clubs como este. La gente del mundo del cómic entiende que los lectores quieren clubs como el vuestro. Buena suerte








Entrevista realizada a Joe Kubert por Publishers W
eekly


Joe Kubert, a sus 82 años, mantiene el espíritu de un hambriento y joven artista.
Como cada día de la semana acude a la Joe Kubert School para enseñar a una clase o trabajar en los muchos proyectos que sigue realizando.
Kubert, quien comenzó dibujando cómics en los años 30, siendo muy joven, ha finalizado recientemente una edición de su serie clásica TOR, también ha creado una antología de seis números para DC, un segundo libro de la trilogía Gángster Judío y una novela gráfica basada en la guerra de Vietnam.

"Me siento afortunado en esta etapa, es divertido, Paul Levitz (DC Comics) fue una vez mi asistente cuando era editor. Nuestra relación ha sido genial."

"He tenido campo libre, nadie ve el trabajo hasta que estoy listo para tenerlo publicado"



EL último proyecto que ocupa el tiempo de Joe Kubert es un relato ficticio de la batalla de Dong Xoai en junio de 1965 como las guerrillas del Viet Cong. Comenzó este proyecto tras la oportunidad de encontrarse con un miembro que formó parte de la armada como capitán en Dong Xoai.

Hablaron largamente sobre la batalla y captó el interés de Kubert, que ya tenía una reconocida fama en los cómics de guerra del Sgt. Rock. Es algo en lo que pongo todo porque la historia me golpea realmente duro" "La conexión que me llegó sobre la historia no fue la batalla, pero cómo doce hombres que habían servido juntos y actualmente los supervivientes seguían unidos. Era una banda de chicos que desde el comienzo dependieron mucho unos de otros, es como una banda de hermanos"

DC publicará la novela gráfica que definitivamente se titulará Dong Xoai, 1965 y se prevee que tendrá unas 225 páginas. Joe Kubert espera completarlo sobre finales de año. Se está documentando duramente duramente con escritos, fotografías y material histórico para hacer la historia lo más acertada posible.
"Es muy importante haciendo una historia como ésta que la presentación, todo tiene que estar correcto" dijo.



Después de todas las ediciones en todas las edades, pudo dejar de lado los aspectos ásperos que tenían las tiras cómicas contemporáneas. "En un montón de cómics lo que he visto que ha ocurrido en la industria es que ha cambiado todo un poco a hacia un lector más específico y mayor." Dijo "No creo que tengas que dibujar ó escribir de una forma (para la audiencia), pero puede ser algo que pudiera estar hecho si pudiese tocar un número de niveles. No creo que eso esté ocurriendo hoy".

La serie antológica, que será terminada sobre un año, tendrá unas cuarenta páginas y contará con historias de Joe Kubert de Hawkman Y As Enemigo, tan buenas historias como las de sus hijos, Andy y Adam. En este punto, también le gustaría intentar por su mano un western, y también seguir aprendiendo más sobre colorear por ordenador.

Mientras Kubert no aparenta en sus actos la edad que tiene, él no tiene problemas reconociendo que en las últimas 7 décadas él ha estado en los cómics. "Estoy convencido que cualquier tipo de éxito reside en parte en la longevidad, así que no tengo problema con ello" dijo.




Joe Kubert: A Busy Man
This story originally appeared in PW Comics Week on July 22, 2008
by Van Jensen -- Publishers Weekly, 7/21/2008

Though he'll turn 82 later this year, Joe Kubert maintains the schedule of a hungry, young artist. As many as seven days a week, Kubert will go to his School of Cartoon and Graphic Art in New Jersey to either teach a class or work on an overflowing slate of projects.

Talking over the phone from the school recently, Kubert even sounded much younger, his gravelly voice slipping easily into laughter. Which he promptly did after exclaiming, "Thank God, I'm busy as hell."

Kubert, who started drawing comics in the late 1930s when he was just into his teens, has recently finished a revival of his classic series Tor, with the first few issues currently on shelves. He's also creating a six-issue anthology series for DC, a second book in the planned Jew Gangster trilogy and a fact-based graphic novel on an early Vietnam battle.

"I'm fortunate in this stage of the game to pretty much be able to call my shots," Kubert said. "It's funny, [DC publisher and president] Paul [Levitz] at one time was my assistant when I was editor. Having him now as factotum of the whole place works out really nice. The relationship has been a great one.

"I have free reign. In fact, nobody sees the work until I'm ready to have it published."

With Tor, Kubert said he had wanted to revisit the character almost since his last appearance in 1959. Back then, the prehistoric character was more fun and frivolous than anything, Kubert said. "Being comparatively as young as I was, I treated it I thought in a kind of comic book manner. My approach this time was to inject in it a little more depth. A sense of perhaps credibility in the character himself. I hope I'm able to hone the writing down to where it's a little bit effective."

The main project taking up Kubert's time now is a fictional retelling of the battle of Dong Xoai in June 1965, as the Viet Cong guerrillas launched their first large-scale attack against South Vietnamese forces. A group of U.S. special forces soldiers had been training the South Vietnamese army¾this was before the United States officially entered the conflict¾and they were caught in the firefight, with 35 U.S. soldiers being killed in the Viet Cong's rout.

Kubert started on the project late last year after a chance encounter with a former Army corporal who served as a captain at Dong Xoai. They talked at length about the battle, and it piqued the interest of Kubert, who gained much of his recognition through his famed Sgt. Rock war comics.

"It's something that I put everything aside for, because the story hit me really hard," Kubert said. "The connection that hit me about the story was not the battle, but how 12 men who had served together¾and in fact the survivors are still connected. It was a band of guys who were involved at the very beginning who depended so much on one another. It's like Band of Brothers."

DC will publish the graphic novel, which is tentatively titled Dong Xoai 1965, and is planned at about 225 pages. Kubert hopes to complete it around the end of the year. He's relying heavily on writings, photographs and other historic materials supplied by the former corporal to make the story as accurate as possible. "It's very important in doing a story like this that the side arms, the lay outs, everything has to be right," he said.

And after that on Kubert's schedule is an all-ages anthology series for DC that grew out of his dislike for the harsh elements of many contemporary comics. "A lot of the comic books I've seen, what's happened in the industry is the subject matter has gravitated to a more specific and older reader," he said. "I don't think you have to write down or draw down [to the audience], but the subject matter could be done so it could touch any number of levels. I don't think that's happening today."

The anthology series, which will be finished in about a year, will be 40-page issues and will feature Hawkman and Enemy Ace stories from Kubert, as well as stories from his sons, Andy and Adam. On the spot, he also mused that he'd like to try his hand at a Western, and he wants to keep learning more about computer coloring.

While Kubert doesn't act his age, he has no problem recognizing the nearly seven decades he's put into comics. "I'm convinced any achievement or success depends in part on longevity. So I have no problem with that," he said.




The Return of Joe Kubert's TOR!

A new first issue of TOR arrives in comic stores!


TOR: A PREHISTORIC ODYSSEY

is Joe's latest return to the character he created over 50 years ago. 

DC COMICS is publishing the mini-series. 
Here's what they have to say about it:

Driven into exile by his own people, a young Tor stuggles to survive alone in a periious prehistoric world. But beyond mere existence, Tor struggles for answers to the questions that have plaqued humankind for eons — why are we here? Is violence the only answer? Is there more to life than suffering and survival?  His quest will take him deep inside a mysterious mountain — a dark land filled with strange peoples, evolving animals, and death at every turn.  And while Tor must fight these battles alone, he will find some new friends along the way -- all the time coming a step closer to what it means to be truly human.

As relevant now as it was when Kubert first created the character, Tor continues to be defined as the lone soul looking for answers in an unforgiving world he barely understands. Beautifully written and illustrated as only Joe Kubert can!



TOR: A PREHISTORIC ODYSSEY
Is a full color six issue mini-series. It is available at your local comic store. 
--------------------------------------------------------------------------

Podeis encontrar otras grandes obras de este genial ilustrador y guionista, entre las cuales os seleccionamos algunas



SGTO. ROCK
ENTRE EL INFIERNO Y ALGO PEOR



YOSSEL, 19 DE ABRIL DE 1943



TEX, EL LLANERO SOLITARIO



2008 JOE KUBERT´S WORLD OF CARTOOING, LLC. ALL RIGHTS RESERVED
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=