-->
   
  CLUB BATMAN SPAIN
  OPINIONES THE DARK KNIGHT
 



 

Difícil lo tenía Christopher Nolan (Memento, Batman Begins, El prestigio), después de que con Batman Begins resucitara cinemátograficamente al otro gran icono de DC, de volver a dar otra vuelta de tuerca al personaje del atormentado defensor de Gotham.
Y con El Caballero Oscuro lo ha conseguido. Pero no a través del personaje principal (que en esta película no ejerce como tal), sino a través de la constelación de personajes secundarios que le dan al film en ciertos momentos, una pátina de tragedia clásica. Entre ellos destaca poderosamente el papel del Joker, que magistralmente recrea Heath Ledger (El Patriota, Destino de Caballero), y que a buen seguro le valdrá, a título póstumo, una nueva nominación al Oscar al mejor actor secundario.
El Joker de El Caballero Oscuro es repelente y atractivo a partes iguales.
Atractivo, porque el caos, al igual que las llamas de un fuego, siempre ejerce una extraña fascinación. Repelente por su desprecio más absoluto por la vida humana. Atractivo, porque las mejores líneas del guión son para el Joker: "¿Plan? ¡Yo no tengo planes! Planes tienen la policía y el alcalde. Yo soy como un perro que ladra detrás de los autobuses. Si los alcanzara no sabría lo que hacer". Repelente por la lógica de la locura de muchas de sus afirmaciones. Atractivo cuando narra la primera versión del por qué de su cara. Repelente cuando cuenta la segunda.
Y eso es lo más inquietante del film, a pesar de mostrar sin tapujos la falta de moral del Joker (antológica la escena inicial del atraco), uno no puede evitar la corriente de simpatía que despierta. En ese aspecto, Heath explora infinitamente mejor que Jack Nicholson (que sólo buscó el lucimiento con su arsenal de muecas) esa dicotomía moral que plantea el Joker: la fascinación del mal.
Y brillante también es el otro personaje secundario nuevo de esta entrega: el fiscal Harvey Dent/Two Face (Dos Caras), interpretado por Aaron Eckhart (Erin Brockovich, El Núcleo). Este personaje, preñado de ideales y buenas ideas, los cambia por ira y venganza cuando es golpeado por el infortunio. Es la ejemplificación de la genial última frase del Joker: "La locura es como la gravedad, sólo hace falta un empujón".
La otra gran pregunta que la película deja sobre la mesa para que el espectador medite sobre ella, y que me resulta especialmente interesante, es: ¿hasta qué punto es moral y legítimo que un héroe, en aras de nuestra propia seguridad, transgreda la ley? ¿Hasta qué punto debemos dar la espalda a esos deslices? ¿No corremos el riesgo de no poder parar cuando así lo deseemos?
La metáfora con la atemorizada sociedad americana es obvia. Si renunciamos a nuestros derechos, no seremos capaces de recuperarlos.
En ese aspecto, El Caballero Oscuro, destaca sobre las típicas películas de superhéroes.
En fin, más allá de su extraordinario éxito en las taquillas de USA, más allá del morbo de la muerte de Heath Ledger y toda la presunta leyenda negra que envuelve al film, El Caballero Oscuro es una extraordinaria película.

Paco Tolosa

Publicado originalmente en La Zona Fantasma #3 (especial Batman)





 

Hace relativamente poco tiempo estaba en casa aburrido y agobiado y me puse una peli, qué peli me pongo... Batman Begins. Al acabar la peli, me pregunté: ¿y yo me voy a poder esperar 10 días al estreno de El Caballero Oscuro? Pués sí me he esperado al no tener más remedio, pero la espera ha merecido la pena gracias a Dios, perdón, quiero decir gracias a NOLAN.
Tengo que reconocer que entré con un poco de miedo en el cine debido a que mis expectativas de la película eran altísimas, pero mi satisfacción al salir del cine fue total. No solo cumplió mis expectativas, sino que las supero con creces.
Estamos ante una obra maestra del 7º arte, la mente privilegiada de Nolan (con la ayuda de Goyer, todo sea dicho) ha conseguido superar (como ya bien dijo el mismo director) lo que a priori era imposible. Superar lo ya hecho con Begins.
Comprenderéis que no es fácil hacer una crítica de una película tan jodidamente perfecta (y perdón por el adjetivo pero a las cosas por su nombre) pero es así. Evidentemente no voy a decir que es la mejor película de la historia del cine ni mucho menos, pero sí me atrevo a decir que, sin duda alguna, es la mejor película de acción que he visto nunca y que es una de las mejores películas (no diremos ranking, ni compararemos con, es innecesario) hechas hasta la fecha.
Por un lado tenemos el triunvirato Batman-Gordon-Dent. Bale ha conseguido ser más Batman aún si cabe que en Begins. Oldman tiene un poquito más de peso que en la primera entrega y hace que se aprecie el buen actor que es. Eckhart es el nuevo del grupo e interviene genial en sus dos papeles, personalmente después de Joker es el papel que más me gusta.
Y por el bando opuesto tenemos, ahora sí, la mejor interpretación que veremos en mucho tiempo. Ledger hace la interpretación de su vida (lástima que haya sido la última), es el claro ejemplo de cómo hay que interpretar a un villano, es despreciable, psicótico, rozando la locura en casi todas sus apariciones, pero aún así consigue sacarte una sonrisa con su humor ácido.
Por descontado magistrales también las actuaciones de Caine y Freeman como Alfred y Lucius demostrando que son los dos mejores actores de reparto de la actualidad, la también debutante Gyllenhall, (infinitamente por encima de su predecesora Holmes) tiene el papel menos vistoso de todos, pero aún así supera el aprobado.
La mezcla de todo esto es un largometraje de dos horas y media en las cuales estás en completa tensión, dos horas y media que se pasan volando, dos horas y media en las que, cuando piensas que el peso de la película lo lleva un personaje, a los diez minutos pega un giro y el que menos pintaba es el personaje principal, dos horas y media en las que cinéfilos, amantes del cine de acción, frikis y seguidores del personaje saldrán todos con una misma sensación, dos horas y media que nadie se puede perder en la gran pantalla (olvidaros del Emule por favor). Y sobre todo dos horas y media en las que se puede apreciar que se puede hacer una buena película de superhéroes (en este caso la mejor adaptación jamás hecha de un cómic) sin caer en lo fácil y la mediocridad.

Alejandro Benito






EL CABALLERO DE GOTHAM - OPINIÓN DE LOS DIRECTORES DEL CLUB BATMAN SOBRE THE DARK KNIGHT

 
Desde que en 1989 la primera adaptación del hombre murciélago alcanzase el éxito mundial, las distintas versiones que ha recibido el cruzado de la noche han resultado de lo más diversas (incluso variopintas) en manos de los distintos directores que han asumido la tarea de encarnar a tan complejo personaje, creando distintas y diferenciadas épocas al paso de los años.
La etapa de Christopher Nolan se desmarca del resto de una forma totalmente distinta a lo anteriormente visto.

A diferencia de Batman Begins, The Dark Knight centra la atención en un Joker caracterizado con un aire viejo, sucio y desaliñado, marcado por sus orígenes y obcecado con la idea de acabar con Batman. Heath Ledger consigue otorgarle una presencia que hiela la sangre y crea momentos de estupefacción. El dificil rol de este villano tiene en el fallecido actor aspectos del origen del personaje muy bien reflejados en su manera de interpretar.

Christian Bale también interpreta de forma muy lograda el papel de Batman, que tras abandonar la mansión Wayne e instalarse en el centro de Gotham, se encuentra en un momento dificil.
A pesar del inestimable apoyo de Alfred y Lucius Fox, las huellas (y las secuelas) que su lucha ha dejado en él con el paso del tiempo, ya pesan para el Caballero Oscuro.

El otro gran villano de esta entrega y de relevante importancia en la historia es Harvey Dent. En este caso podemos ver a un Harvey amigo de Bruce Wayne, con una vida social, sentimental y como miembro activo en la lucha contra el crimen y contra la destructivo paso del Joker junto a Batman y al Comisario Gordon. El origen que desencadena la rendición de Harvey ante la moneda supone un cruce de líneas bastante inesperado e interesante entre todos los personajes.

Aaron Eckhart ofrece el aire elegante y correcto del fiscal del distrito y el carácter atormentado de Two Face. Además de la oportunidad de ver otro de los villanos de Gotham aunque resulte breve, el Espantapájaros en una interpretación nuevamente realizada por Cillian Murphy y que supone el último paso de este villano por la película.

En la presentación visual de The Dark Knight predominan tonalidades oscuras mezcladas con un filtro azulado que aporta a la película un tono macabro y complementa aún más si cabe la sobresaliente actuación de Ledger. La ciudad de Gotham se muestra más sombría, saturada y grande que en otras entregas y la realidad conferida a las escenas de acción, resultan de una espectacularidad sin precedentes.

La manera de adaptar historias de cómic al largometraje realizado por Nolan, ha resultado ser una de las mejor conseguidas en la historia del cine de cómic hasta la fecha, aportando un realismo añadido a los personajes y recordando escenas de cómic ya conocidas como "El Largo Halloween" y "La Broma Asesina" entre otras...

Precedida de una impresionante y descomunal campaña publicitaria por Internet durante los meses previos al estreno, ha causado todo tipo comentarios y rumores creando una gran expectación. La inesperada muerte de Heath Ledger no ha hecho más que provocar que la ya enorme repercusión alcanzara niveles inimaginables anteriormente, convirtiendo en objetos de culto todo el merchandising realizado para la película antes de llegar a las salas de cine.
En conclusión, nos encontramos ante un largometraje diferente y que marca un nuevo comienzo para dejarnos un sabor de boca al que no estamos acostumbrados.

Por Julia C.M. & Luis L.V.




Durante los meses que han precedido al estreno de la película, se ha dicho de todo: que si era la mejor película de la historia, que si era El Padrino del cine de superhéroes, que si Ledger hacía la mejor interpretación de la historia del cine... Para colmo, en pocos días tras su estreno, los usuarios de la red la colocaron con sus votos directamente en el número 1 de la lista de las 250 mejores películas de la historia, con un 9,8 de nota. Eso sí, a base de votar con ceros a El Padrino para bajar su media y permitir que la superara.
Ni tanto ni tan calvo. Es una gran película con un ritmo constante, una historia realista (a su manera, que al fin y al cabo estamos hablando de un superhéroe) y un reparto equitativo de peso entre los tres personajes principales. Porque no olvidemos que esta no es una película sobre Batman, sino un película en la que Batman es un personaje más y un nexo de la historia.
Todas las actuaciones son muy buenas (excepto la de Maggie Gyllenhall cuyo papel, igual que en la primera entrega, sencillamente me sobra, y para lo que interviene no sé ni para qué se han molestado en cambiar a Katie Holmes). Sí, sin duda Heath Ledger hace una interpretación magistral, creando un Joker repugnante y demencial, como esperábamos, con momentos en los que se come la película (todos en los que sale).
Especialmente memorable su diálogo durante el interrogatorio al que lo somete Batman. A mi entender, en esos escasos diez minutos, Ledger se gana el Oscar póstumo que seguro le van a conceder.
Aunque la última parte de la película le pertenece a Aaron Eckhart, que se convierte en el malo de la historia y adquiere un merecido protagonismo.
El más flojo, y eso que está muy bien, puede que sea Christian Bale.
Oldman, Cane y Freeman son como diamantes: de escasa presencia, pero de valor incalculable.
En definitiva, El Caballero Oscuro es una cinta superior a Batman Begins (que ya fue buena) pero exageradamente valorada por su marketing y su morbo. No es la mejor película que se ha hecho en la historia, como se empeñaban en afirmar al principio, pero sí la mejor de Batman. Lo tienen dificil para superarla.

Javier Olivares

Publicado originalmente en La Zona Fantasma #3 (especial Batman)




 

Si puedo definir esta película en una palabra, ya la tengo, "apoteósica".
Sin miedo a dudar, puedo decir que después de haberla visto, no me cabe la menor duda que he acudido a visionar la mejor película de superhéroes jamás filmada.
Con este párrafo anterior da la sensación de que haya visto la octava maravilla del mundo y no es así, pero El Caballero Oscuro me ha demostrado que aún hoy se siguen haciendo buenas películas. En ningún momento he tenido la sensación de aburrirme con el film, es más, al final de verla quería seguir con más dosis de Batman, Dos Caras y Joker. Es el "triunvirato" por excelencia de esta obra de Nolan, ya que en ellos se sustenta toda la película.
Centrándome ya en la historia, me parece que esta vez el visionario director Christopher Nolan ha bordado la trama. Si ya de por sí, Batman Begins llevaba un guión intenso y magistralmente elaborado, esta vez con El Caballero Oscuro lo han bordado. Todas las tramas de la película conectan perfectamente y mantienen al espectador completamente pegado a su butaca, con giros argumentales dignos de la época dorada de Hollywood. Fijándome en las interpretaciones de los actores, sin duda tengo que mencionar la mejor de las actuaciones (para mi gusto personal) que corresponde, como no, al fallecido Heath Ledger.
Lo habrán repetido cientos de veces en todas las críticas, pero es que los hechos están ahí y este tipo como el Joker realmente da miedo.
Ha conseguido llevar la locura y la excentricidad al máximo extremo logrando un villano épico y memorable. Pero sin duda esta actuación está muy apoyada en la otra gran perla del largometraje, Aaron Eckhart, llevando un peso muy importante en la historia y demostrando que este reparto estaba lleno de grandes de la interpretación. Christian Bale cumple perfectamente con su papel como Bruce Wayne/Batman y nos brinda otra gran actuación, que vuelvo a repetir, sin Ledger ni Eckhart, no sería tan buena.
Claro, pero no todo va a ser tan bonito en El Caballero Oscuro, siempre hay un "pero". Hasta ahora no he tenido el placer de ver la película en versión original, pero tras ver el doblaje que han hecho al castellano, le saco aquí el único punto negro que tiene el film. Si quitamos las voces de Rachel, Batman (queda fatal esa distorsión robotizada de voz) y alguna suelta por ahí, podemos decir que estamos ante la mejor película de este siglo XXI. Mi nota, 9,5/10, porque nada en este mundo es perfecto.

Jesús Carballo



 

Es indiscutible que en la última década el mundo del cine ha echado mano del cómic de forma casi desesperada, produciendo película tras película basadas en algunos de los más exitosos superhéroes.
El boom empezó con X-Men en el año 2000 y aún sigue, imparable. Lo que ya es más discutible es la calidad de gran parte de esas adaptaciones que, aunque incluyen algunas decentes y otras muy buenas como las recientes Hulk 2 y Iron-man también nos han ofrecido otras realmente vergonzosas, como la infame Elektra o la experimental Hulk (irónicamente). Y luego está Batman. Desde que Christopher Nolan comenzase con las películas del Caballero Oscuro hemos empezado a ver un cine de superhéroes distinto. Ya en la primera pudimos disfrutar de una película realmente fantástica pero, contradiciendo los tópicos, la segunda la ha superado.
Con un reparto de gran nivel interpretativo (impresionantes Gary Oldman y Christian Bale), un montaje excelente y una trama sorprendente se ha convertido para muchos en la mejor película de superhéroes de todos los tiempos. Tal vez sea por todo lo dicho anteriormente, o tal vez El Joker haya tenido algo que ver. Un villano tan genialmente interpretado por Jack Nicholson hace casi 20 años ha sido completamente reinventado por Heath Ledger, y lo ha hecho de forma espectacular, dejándonos como actuación final de su malparada trayectoria una excelente interpretación que bien podría valerle un Oscar póstumo. Esperemos que sea así, la mejor película de superhéroes de la historia del cine y el mejor Joker jamás interpretado lo merecen, sin duda.

Kyo



 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=