-->
   
  CLUB BATMAN SPAIN
  DOS CARAS
 



"CUANTO MÁS BRILLANTE LA FOTOGRAFÍA, MÁS OSCURO EL NEGATIVO" : LA HISTORIA DE DOS CARAS


Dos Caras es uno de los villanos más importantes del universo batmaniano, la más alta representación del concepto de la dualidad y el conflicto interno entre bien y mal que subyace en todas las historias del Señor de la Noche. En principio del lado del bien, Harvey Dent es un brillante fiscal del distrito de Gotham. En el comic, la conversión en Dos Caras se producirá en el transcurso del juicio contra el mafioso Maroni, durante el cual éste arroja ácido a la cara de Harvey, desfigurando la mitad de su rostro. Con el incidente saldrá a relucir la peor parte de la personalidad de Harvey, que a partir de ahora será conocido como el criminal Dos Caras.



Dos Caras aparece por primera vez en Detective Comics 66. Para su apariencia física, Bob Kane dice haberse inspirado en un cartel de una película de la época sobre Jekyll y Hyde. Y según el mismo Kane relata, Bill Finger podría haber tomado elementos del origen de Black Bat, un personaje que serviría de inspiración para crear al propio Batman; para contar el origen de Dos Caras. En la época pre-Crisis en Tierras Infinitas, surgirán varios imitadores que usurparán la identidad del villano para cometer delitos; y el propio Harvey Dent sufrirá varios procesos de cura y de vuelta a la delincuencia, en un intento por remarcar la dualidad siempre presente en el personaje.

 

 

El origen post-Crisis de Dos Caras se relata en Batman Annual 14, de 1990, en la magistral historia “El ojo del observador”, de Andy Helfer y Chris Sprouse. Aquí se muestra la lucha interna de Harvey en su intento de hacer prevalecer la parte buena de su personalidad sobre la parte oscura y torturada, que pugna por salir a la superficie. Este conflicto se hará patente en las diferentes formas de enfrentarse a la corrupción que le rodea, unas veces usando la ley y otras dejando actuar a su lado oscuro. Se establece aquí su previa asociación con el Señor de la Noche, algo que ya se dejaba entrever en el Año Uno de Frank Miller. Además, se hace referencia a los traumas que Harvey sufre debido a la mala relación con su padre durante su infancia. Su origen también es relatado de forma parecida en El Largo Halloween, pero la novedad es que se amplía la historia de la asociación entre Batman, Gordon y Dent; y podemos ser testigos de la transformación de este último de manera más minuciosa. Además, en esta historia y en su secuela, Dark Victory; se muestra a Dos Caras como el villano más importante del mundo del Señor de la Noche, poniendo a su servicio al resto de villanos clásicos, incluido Joker.

 

 

Siguiendo la cronología batmaniana, Dos Caras vuelve a aparecer en el Año Uno del primer Robin, Dick Grayson. Dick quedará marcado para siempre por lo ocurrido en esta historia, en que la retorcida actuación de Dos Caras acaba con la inocencia que aún pudiera tener, suponiendo una grave advertencia sobre la seriedad de su misión.

 

También situada en los primeros años de las andanzas de Batman, encontramos la historia “Rostros”, de Matt Wagner, dentro de la serie Legends of Dark Knight. En esta ocasión, Dos Caras reúne a un ejército de monstruos deformes con los que él se identifica, para enfrentarse a Batman.



 

Más adelante, el tercer Robin aparecerá por primera vez en “Un Lugar Solitario para Morir”, historia en la que Batman hace frente una vez más a Dos Caras, quien supondrá el primer desafío del nuevo Robin. Este relato, aparecido en 1989, fue escrito antes del origen post-Crisis de Dos Caras, y por ello se da en él la paradoja de que el comisario Gordon se refiere a Dos Caras como un villano al que no conoce demasiado bien; algo en abierta contradicción con la estrecha relación mantenida con él años atrás, hecho establecido en la citada “El ojo del observador”, ya de 1990.

 

 

Posteriormente, en la saga Knightfall Bane libera a todos los internos de Arkham, y, por supuesto, Dos Caras supondrá uno de los platos fuertes dentro de los innumerables desafíos a que Batman hace frente durante la historia. Poco después, en la saga Pródigo, Dos Caras es liberado de la prisión por un error informático e intentará poner la ciudad patas arriba en una auténtica orgía de sangre y destrucción. En ese momento, Dick Grayson ha asumido el manto del murciélago , y deberá afrontar sus peores miedos enfrentándose de nuevo a quien tanto le aterrorizó y traumatizó años atrás, cuando actuaba como Robin. Además, en esta saga se aborda la obsesión de Dos Caras con el personaje de Robin. Para los tres personajes que han adoptado hasta el momento esa identidad, el villano ha sido especialmente relevante, ya que, además de lo citado sobre el primer y el tercer Robin, Dos Caras era el líder de la banda mafiosa en que se hallaba involucrado el padre del segundo Robin, Jason Todd.

 

 

Siguiendo a estos acontecimientos, se publica en 1995 el especial Dos Caras: Crimen y Castigo, con una excelente historia de J.M. DeMatteis y Scott McDaniel en la que se ahonda en los traumas ocasionados a Harvey por los maltratos de su padre durante la infancia, y somos testigos del persistente afán de Batman por devolver a la normalidad a su antiguo amigo Harvey Dent.

 

 

Posteriormente, Dos Caras se convertirá en uno de los personajes más relevantes dentro de la saga Tierra de Nadie, en los hechos posteriores al terremoto que asoló Gotham City en la saga Cataclismo. Aquí, Gordon se verá forzado a pactar con el villano en una decisión que acarreará graves consecuencias dentro de la lucha por el poder que se vive en la ciudad. Además, en el arco argumental de la saga “Jurisprudencia”, Dos Caras mantiene retenida a la oficial Montoya, hacia la cual muestra ambiguos sentimientos; y somos testigos de una asombrosa muestra del desdoblamiento de personalidad de Harvey.

 

 

Después, en la Gotham post-Tierra de Nadie, Dos Caras realizará dos apariciones estelares en dos grandes historias narradas por Greg Rucka. La primera se desarrolla durante el día de cumpleaños de la oficial Montoya, y en ella Harvey desafía la autoridad carcelaria para hacer llegar un regalo a su adorada Montoya, a través del contacto con su antiguo amigo Bruce Wayne. La otra historia relata la fiesta de despedida de Gordon, que abandona el ejercicio policial. En su irrupción en la velada, Harvey Dent provocará el desconcierto de los presentes mostrando su aprecio por su antiguo amigo el comisario Gordon.

 

 

En la historia “Silencio” descubriremos sorprendidos a Harvey Dent libre de su deformidad debido a la intervención del villano de la historia, el doctor Thomas Elliot. Posteriormente recupera por un tiempo su antiguo papel luchando por el bien, pero extraños acontecimientos ocurridos durante “Un Año Después” acabarán por devolverle a su estado anterior.

 




 

Dos Caras se convierte en uno de los villanos más representativos dentro de Batman: The Animated Series, protagonizando algunos de sus mejores capítulos. El capítulo doble “Dos Caras” es uno de los mejores de la magistral serie de animación, en el que puede verse algo muy poco habitual en los dibujos animados, con un análisis profundo de los conflictos internos de Harvey Dent en una historia con un componente trágico muy bien llevado. El origen sufre ligeros cambios que llevan a Harvey a enfrentarse al mafioso Rupert Thorne, que amenaza con revelar oscuros detalles de su pasado; y, al final, las heridas de su rostro son causadas por una especie de descarga eléctrica. En otro capítulo doble, “Shadow of the Bat”, se relatan las intrigas de corrupción policiales que, debido a las maquinaciones de Dent, implican al comisario Gordon; y seremos testigos además de las primeras andanzas de la hija de éste, Barbara Gordon, como Batgirl. En la segunda temporada, “Segunda oportunidad” cuenta como unos delincuentes frustran el propósito de reforma de Harvey, que empieza con el intento de acabar con su deformidad facial por medio de la cirugía. Al final, Batman y Robin descubrirán que el causante de todo es el propio Dos Caras, y Batman revela su firme intención de no rendirse en sus intentos de devolver a Harvey a la normalidad algún día. Puede decirse que en esta serie de animación puede encontrarse uno de los mejores interpretaciones del villano jamás realizadas.

 

 

En el cine, el personaje de Harvey Dent aparece ya en la película Batman, de Tim Burton (1989), interpretado por Billy Dee Williams en una aparición discreta en la cual no podrá llegar a intuirse su futura transformación en un villano.

 

La primera aparición cinematográfica de Dos Caras acontece en 1995, en la película Batman Forever, de Joel Schumacher. Tommy Lee Jones dará vida al villano en una versión absolutamente caricaturizada y colorista que no tiene relación alguna con anteriores encarnaciones mucho más acertadas. Esta visión histriónica y exagerada del personaje, del que apenas se nos permite conocer su origen, se gana la unánime condena de los aficionados.



Será necesario esperar muchos años para poder ver de nuevo en el cine a Harvey Dent, bajo la visión de Christopher Nolan, en la segunda película de su saga, The Dark Knight, estrenada este año. En esta ocasión, el actor Aaron Eckhardt nos regala una poderosa interpretación que levantará la emoción al público, testigo del trágico destino del personaje, víctima de unas circunstancias que le superan. El personaje será vital en el desarrollo del dramático y emocionante clímax del film que colocará a Batman en una delicada situación.

Jorge Gonzalez



 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=